12 abr. 2007

MURIENDO EN EL SOL.


La naturaleza se esfuerza en crear cientos de colores, miles de formas, y yo…yo sólo consigo distinguir el blanco del negro y quedarme en el gris. Todo se me hace un borrón al llegar a mis ojos, cansados y llenos de lágrimas que se cristalizan y me hacen sangrar.
He dejado una nota en el espejo, para cuando me mire pueda creer que soy yo: si, eres tú, la misma cara de idiota irreconocible de cada día. Esa soy yo, la que cada día se dice a sí misma que esta no es su vida, que es un sueño, la vida no puede ser tan mala… Por suerte siempre que caes tienes la opción de levantarte o dejar que te levanten, y ahí estas tú, siempre dispuesta a darme una colleja y decirme eso de: ¡Espabila coño, que estás tonta! BIENVENIDA A LA REALIDAD.

No hay comentarios: