4 jul. 2007

EL CORAZÓN DE LOS NIÑOS


Desde atrás unos ojos la miraban, escrutando cada recoveco de su piel, cada paso, cada gesto… vigilantes del insomnio que vagan pendientes de un alma errante. Oscuros pensamientos acuden a raudales a su mente cansada de excusas. Ya nadie me escucha, solo observan, nadie me escucha…
Suena un eco lejano, ha llegado la hora de emprender la huída, ningún paso no premeditado para evitar una caída que desbarate lo planeado. La última oportunidad de ser libre y alejarse … un nuevo mundo, otra oportunidad…
Y al doblar la esquina, un encuentro que ya estaba cantado, no hay lugar en el mundo en el que no puedan alcanzarnos nuestros miedos, donde nuestros errores no martilleen incansables la conciencia… ni un solo lugar de silencio poseído por la paz que llevan en el corazón los niños…

1 comentario:

Xienra dijo...

Bueno a ver, a mi me suena a algo así como..."yo pensaba que esto sería otra cosa". Como reconocer que vivir cada vez es más duro, y que lo mejor queda en nuestra infancia y en nuestra inocencia. No se, quizás me equivoque en la interpretación. Pero el texto es introspectivo y ahi supongo que caben muchas visiones.

Besos.