10 jun. 2008

.....

Estaba escrito
En los posos del café.
Nadie lo leyó y yo
No lo volveré a leer.

Que recogiera mi alma
Y la metiera en una bolsa
Que la tirara al cubo
De basura para reciclar.

Que ya no valía la pena
Ni seguir ni quedarse quieto
Que no estaba el cuerpo
Ni aún vivo y ya muerto.

Y descender a tu presencia
Para despedirme
Es mucho esfuerzo
Para quien no quiere irse.

Así que salí
Como quién sale en secreto
Por el agujero de la puerta
Por donde se escapa el perro.

Y dejé sobre la mesa
Sabiendo que lo verías
El botón de mi chaqueta
Y un puñado de margaritas.

Y ahora adivina
Si puedes
Adónde me marcharía
Que ya supiste antes
Con tu brujería
Que si quedaba durmiendo
Eras libre de mi vista
Para buscar allá más lejos
Otro cuerpo
Y otra vida
Y devolverme en la mañana
Un beso de labios usados
Y un abrazo de sueños
Furtivos y equivocados
Pues ni yo dormía
Ni te esperaba
Pero si sentía.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bello, sin más......

Chel dijo...

A mi también me gustaría que si alguna vez dejase de soñar, me avisaran...