15 jun. 2008

.


Se fundió con la noche, sus pasos dejaron de oírse mientras un eco con el sabor de mis labios aun repetía su nombre.
No te marches, pedían mis lágrimas, no me dejes con esta soledad. Pero la oscuridad absoluta fue la única respuesta.
Nunca nadie permaneció a mi lado tanto tiempo y yo sabía que este momento terminaría por llegar. Así que fui acumulando lágrimas y suspiros y solté todas las sonrisas que tenía disponibles. Quise ser feliz mientras durara y poder recordar cada segundo, cada gesto, cada imagen como una fotografía del pasado que me alimenta de tiempo prestado.
Ella se fundió en la noche y yo, en el sabor amargo de la derrota.


***

Apreté los dientes para ser más fuerte y huí como suelo hacerlo siempre. Ella permaneció de pie, como un edificio al borde del derrumbe. Oía sus suplicas desde la distancia y me temblaban las piernas. No había vuelta atrás. Mi nombre saliendo de su boca se me clavaba en el alma como un aullido de lástima pura.
Nunca fui capaz de permanecer tanto tiempo al lado de nadie. Siempre termino echando a quien más quiero, a quien más me quiere. Y con ello solo causo dolor.
Una y otra vez me prometo a mi misma que no volveré a dejar que nadie se acerque tanto, pero las personas como ella me hacen sentir esperanza.
Y cuando la esperanza se desvanece la realidad que queda frente a mis ojos me devuelve una vida que no quiero.
Así que me fundí en la oscuridad de la noche y ella, en el sabor amargo que deja mi presencia.


Il Divo - Nights In White Satin (Notte Di Luce)
Found at skreemr.com

No hay comentarios: