21 jul. 2008


Cayó la última flor
Y quedó el rosal
Alimentando espinas.

Inútil tierra, infértil
Que abandonas a tus hijos
En su lecho de muerte.

Que alejas la mirada
Sin arrepentimiento
Sin sentimiento de pena.

Te observo de lejos
Te diviso en la lejanía
Allá donde miro te contemplo.

¿Hace cuanto dejó de latir
El corazón que ahora
Muerto ya, ocultas dentro?

No siento lástima por ti
Sino por mí
Que al desaparecer todo
Desapareceré yo.

No hay comentarios: