2 jun. 2007

SOLEDAD


He destruido a los más valerosos guerreros, a los más valientes y osados. He visto llorar a fuertes y débiles, cuerdos y locos. Ni el más adiestrado soporta el dolor, el que yo provoco. Y en sus ojos se dibuja el miedo y la tristeza y su corazón se llena de amargura.
Alguien dijo que la soledad puede ser buena compañera, pero soy tan fiel que me llevarás dentro el resto de tu vida. Y ninguna promesa de amor eterno resultó tan cierta, ni ninguna amenaza tan temida.
Me hallarás sin buscarme y si me buscas me hallarás, me odiarás y me amarás y siempre seré tu sombra, en el día y en la noche. Detrás de ti cuando seas feliz y abrazándote en las noches de luna e insomnio.
Jamás encontrarás en el mundo semejante compañera, la del guerrero, la del valiente y osado, la del fuerte y el débil, la del cuerdo y la del loco.
Escribirán sobre mí cientos de versos y en cada uno se reflejará tu alma. Me verán en el espejo cuando escruten el fondo de sus pupilas.
Estaré siempre ahí, etérea y real, vanidosa, paseándome por los silencios y convirtiéndome en eco de las despedidas.
Y cuanto más profundo me odies, más formaré parte de ti.

1 comentario:

Cusifai dijo...

Echa raices... suena fuerte,como es...
Un saludo